Llamadme monstruo con corazón de pierda, pero mejor morir con la conciencia sucia que de hipotermia y golpe de rayo.

Seguidores

domingo, 15 de mayo de 2011

Cosas

Cuando tienes algo que te piensas que es una cosa insignificante, una pequeña cosa que influye poca cosa en tu vida.
Una cosa más. Cuando pierdes esa cosa, esa pequeña cosa que te pensabas que no era esencial, esa cosa que no supiste valorar, que no le dabas importancia...tu mundo se desmorona.
Ves que no era una pequeña cosa, sino que tu vida giraba en torno a ello, que era más importante de lo que te pudieras imaginar.
Que parte de tu felicidad y de tu estado de ánimo dependía de ello. Que son esas pequeñas cosas las que te hacen feliz, las que hacen que tu vida esté completa.
Y después de perderlas o sacarlas de tu vida, quieres recuperarlas y nunca encuentras la manera. Por distintos motivos, porque esas pequeñas cosas de las que te estoy hablando vienen de una persona o directamente esa pequeña cosa es esa persona a la que no valorabas y que ahora se a marchado y que no piensa volver.
Y lloras, recuerdas lo que lo querías, los momentos felices, todo lo que ha dado sin que te dieras cuenta.


Todos los besos y gestos de cariño y que ahora es como si hubieran existido, que él hace como si no le importaras, cuando sabes que todo lo que hace lo hace por orgullo, por haberlo dejado escapar.
Y te arrepientes, te sientes culpable por no haberte parado a pensar en lo que esa cosa que estaba a tu lado te estaba ofreciendo. Esas pequeñas cosas que vas a echar en falta todas las noches cuando no tengas a nadie que te abrace cuando tengas frio, cuando te despiertes y no veas que lleva horas mirándote como duermes. Echarás de menos esos mensajes que te alegraban el día, esas noches que se hacían más cortas gracias a sus llamadas...esos simples gestos que son normales pero que a ti te hacían sonreír.
En fin, que cuando hay una cosa que quieres con todas tus fuerzas pero que no te das cuenta de que lo tienes, se te va.
Al fin y al cabo, te das cuenta de lo que tienes cuando lo pierdes, te das cuenta de lo que era para ti, cuando ya no lo tienes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario