Llamadme monstruo con corazón de pierda, pero mejor morir con la conciencia sucia que de hipotermia y golpe de rayo.

Seguidores

viernes, 13 de mayo de 2011

Bonito sueño

Y de repente voy a buscar el móvil para llamar a una amiga. No lo encuentro ¡joder! ¿Dónde lo habré metido? Llamo a mi madre para saber si lo ha visto por algún lado... ¡Qué puta cabeza tengo!... ¡MAMÁ! ¿HAS VISTO MI MOVIL? Nadie contesta. ¿HOLA? ¿Hay alguien en casa? ¡¿HOLAAA?! ¡¡¡¡HOLAAAAAAA!!!! Mierda... no hay nadie en casa. Bueno, me voy a arreglar y antes de ir a casa de Julia me paso por el bar de al lado... Seguro que mi madre está ahí y tiene mi móvil.... Porque es verdad... me lo había quitado por llegar el otro día 2 horas más tarde de la cuenta... Pffff estoy histérica. Me visto, me plancho el pelo y me pongo los zapatos. Cojo mi bolso y cuando voy a salir por la puerta.... ¿¡QUE!? ¡¡¡ESTA CERRADAA!!! Esto no puede ser.... Busco en mi bolso mis llaves, pero me espero lo peor. No están… Lo suponía. Respiro hondo y me fijo en que aún tengo el teléfono fijo. Las llaves me las han debido de sacar. Dejo el bolso encima de la mesilla y voy a por el teléfono del comedor... Marco el nº de móvil de mi madre y empiezan los PI PI PI... PI PI PI... PI PI PI.... ¡MIERDA, MIERDA, MIERDA! ¡Pero qué es esto! Por qué hoy; por qué precisamente hoy tiene que pasarme lo peor a mí. Desesperada, llamo a mi padre pero no da señal… PI PI PI… PI PI PI… PI PI PI… Lo único que no he intentado es gritar por la ventana… Y parece ser que es la única opción que me queda. Ya solo me faltaba que estuviesen cerradas con llave. Cojo el manillar de la ventana y lo giro con suma cautela esperando que esté abierta… Se oye un clic y se abre la ventana. Uffff, menos mal. Veo gente lejos de mi urbanización… pero por lo menos no está desierto. Y entonces cojo aire para gritar y….


Me despierto. 

1 comentario: