Llamadme monstruo con corazón de pierda, pero mejor morir con la conciencia sucia que de hipotermia y golpe de rayo.

Seguidores

sábado, 28 de mayo de 2011

Princesa o no...

Salía de casa; la tarde no tenía esperanzas de nada interesante.
Parecía caerse a trozos…
Pero me di cuenta…
La hoja de un cerezo se desprendió y salió volando por encima de mi cabeza.
Lo seguí con la vista, y te vi apoyado en la puerta de un coche, mirando hacia el vacio

-Busco una princesa-, me dijiste.
-Que me haga soñar despierto, como si me perdiera en sueños,
que sea perfecta de pies a cabeza; que haga que mi corazón flote con el viento, que haga que me muera por ella-.

-¿Conoces a alguna princesa?-, me dijiste.
-¿Has buscado en internet?- Te dije.
-Solo tienes que poner, “busco una princesa”… No creo que te sea difícil-.

Me contestaste:
-Ya la busque, sin suerte, quizás por la calle la encuentre-.
-¿Y tú?-
. Me preguntaste. -¿Conoces a alguna para presentarme?-.

Dude un minuto…. y te conteste:
-No conozco a ninguna princesa, pero, ¿cómo sabrás quién es una princesa?- Te dije, (mientras levantaba la hoja del cerezo del suelo).

-No lo sé-. Dijiste. -Sólo si me besas, sabré si eres una princesa-
Que chico tan picaron… pensé, y me dije: pero bueno, ¿a quién le hace mal un beso?

Y te besé…


-¿Y bien? ¿Soy o no soy una princesa?-

Me miraste dudoso. Contestaste sin prisas.

-Tendré que besarte mucho más que esto,
para saber si de verdad eres una princesa-.

- ¿Cuántos besos más?-, Pregunte.
Y me contestaste:
 -unos………

562.254.895 besos-.


En fin, no tuve otro remedio...

miércoles, 25 de mayo de 2011

Dos premios en uno :)

Madre mia :) Dos premios en un día!
Muchas  Gracias a La habitación de lullaby y a La felicidad tiene tu nombre y tu piel. Unos blogs geniales os recomiendo que os paseis :)
Las bases del concurso son:
1. Pon esta increíble foto en tu blog.


2. Busca el minuto 15 de la última película que hayas visto y apunta en tu entrada una frase que digan:
(os dejo el trailer)


Jacob, el mundo funciona con artimañas, todo el mundo las utiliza.. Pero hay que tener un auténtico talento, hay que poseer un don imnato; una virtud que ningún título puede darte. Tú tienes ese talento.

3. Di los colores que te inspira el día: 
Azul soleado y blanco brisa.

4. Nomina a 12 blogs, el siguiente que nomine a 11, el siguiente a 10, el siguiente 9... (ya lo pilláis ;))
Yo nomino a 10, asi que mis nominados que nominen a 9.

Los blogs que nomino son los siguientes:

lunes, 23 de mayo de 2011

¬¬

MMM... comunico a todo el que me lea :) que voy a estar una semanita sin escribir apenas ningún post.. (quizás dos) ya que tengo los exámenes finales y en algunas asignaturas me lo tengo que currar bastante... Y como en 1 semana exacta es mi cumpleaños quiero ir adelantando trabajo para no tener que hacer tanto :) Bueno eso es todo... Tambien quería dar muchos ánimos a todo el que esté igual o peor que yo... ¡Un esfuerzo más! que queda poquísimo para las vacaciones :)

domingo, 22 de mayo de 2011

Todas lo hemos hecho

Cuando nos queríamos poner guapas y le cogíamos los súper taconazos a mamá pero nos quedaban tan grandes que acabábamos por el suelo.


Cuando íbamos a la playa y jugábamos a arroparnos con la arena mientras el mar lamía nuestros delicados pies.



Cuando nos portábamos tan mal, tan mal que nuestro papá te reñía y tenías que mirar muy para arriba abriendo los ojos muchísmo.


Cuando te cogías una rabieta y decidías pintar la casa por todos los sitios donde alcanzaras. Aunque luego acabases llenita de pintura.


Cuando soñábamos con  ser princesas y nos poníamos coronas y vestidos largos.


Cuando llovía y tú estabas deseando con todas tus ganas ponerte tus botas de agua para poder saltar en los charcos.


Cuando ese día tú querías ponerte guapa y te pintabas los labios “como las mayores”


Cuando deseabas encontrar una ranita, darle un beso y que se convirtiera en aquel príncipe azul perfecto para poder casarte con él.



sábado, 21 de mayo de 2011

Merece la pena



Supongo que a veces es necesario que nos pasen cosas de ese tipo para que nos demos cuenta de lo insignificante que puede quedar todo en comparación. 
Ahora, me río de aquella vez que no sé, me parecía acabarse el mundo porque no iba a salir un fin de semana, porque creía que todo se me iba a joder por sacar una mala nota, porque me puse nerviosa porque no sabía que ponerme, cuando me enfade con cualquier amigo por una gilipollez o incluso cuando lloré días enteros por alguien que sigue ahí.
A veces, no nos damos cuenta de que lo realmente importante, no es enfadarse por una gilipollez, recriminar algo que no nos gusta, comernos la cabeza por el que dirán o similar…
Si no disfrutar de todas las cosas buenas que nos pasan día a día, en cualquier lugar o momento, reírnos de cualquier tontería, aunque sea de una mota de polvo, pero reírnos, estar en el lugar que deseábamos estar, y si es posible con la gente que querías. 
Querer a la gente que te acompaña a diario y en la cual confías, respetarlas, y ayudarlas, y sobretodo hacer que los ratos que pasen en tu compañía simplemente, porque son las personas con las que quieres compartir tu tiempo, sean inolvidables, tanto si son muy buenos o muy malos, pero inolvidables. Hacer que cada instante de tu vida haya servido para algo y no malgastarlo en una tontería que se irá si te lo planteas realmente.
Supongo que a veces se nos olvidan esos detalles que damos por sabidos y que son tan importantes, pues estos son los que hacen que nuestro día a día tenga algo que merezca la pena recordarlo.




No me encontrarás


Búscame en todos los lugares. En los pasados y en los que tenían que llegar, 
donde siempre solía estar, o donde iba de vez en cuando. En los que recuerdes,
y también en los que te suenen. También si quieres, puedes buscar en los que
sabes que eran mis favoritos o que me encanta perder mi tiempo allí. 
Búscame, hazlo si quieres, pero yo ya no estaré allí.





viernes, 20 de mayo de 2011

Hoy, es uno de esos días

Dicen, que sólo te podrá comprender aquella persona que ha pasado por lo mismo o similar que tú. Pero supongo que hay veces que ni eso nos puede consolar. 
Ni la más triste canción, ni nada que podamos llegar a imaginar. Supongo que son esos días que aparentemente son iguales al resto, pero algo nos cambia; todos nuestros esquemas, algo que quizás podríamos pensar, pero no saber que iba a ocurrir, y menos un día cualquiera como podría ser este. 
En esos momentos, no hay nada que pueda frenar tus ganas de llorar, ni ningún recuerdo que pueda hacer que te rías de ese momento, y ni ninguna compañía que te haga sentir que no estás sola en este mundo. En esos momentos todo te parece que está mal, no encuentras una respuesta a tu pregunta y es más; no ves ninguna solución excepto el dormirte, despertar y ver que nada de eso ha ocurrido. No importa que la gente te diga cosas como que hay cosas peores que te puedan pasar, que tú eres fuerte, que esto será sólo un tiempo, que se te pasará, que vivirás nuevas experiencias, que todo cambiará con el tiempo.
Pero no, nada de eso te importa en ese momento. No puedes ver más allá de lo que hace que llores desconsoladamente y hasta el punto que no tienes más lágrimas en el cuerpo para sacar, no puedes ver que tienes a personas maravillosas a tu lado, que siempre te van a apoyar hagas lo que hagas y estés como estés, como tampoco puedes darte cuenta de que quizás si esto ha sucedido será por algo, ya sé que es fácil decirlo, como también lo de "no te preocupes, será que algo mejor te espera", pero lo malo es que aunque sea verdad o no, y que sólo sirva para darte un pequeño impulso, en esos momentos no quieres ver nada diferente a lo que estabas viendo ayer. 






miércoles, 18 de mayo de 2011

Ya nada volverá



En cuanto a mí, ya casi no sueño con él. Se que las cosas no volverán a ser como antes de que él apareciera, pero no importa. Porque si una persona se aferra a su pasado muere un poco cada día y yo sé que soy de las que prefieren vivir.


martes, 17 de mayo de 2011

Bajar la guardia

En el fondo a todo el mundo le gusta pensar que puede ser fuerte, pero ser fuerte no solamente es ser duro, se trata de asimilarlo. A veces tienes que darte a ti mismo permiso para no ser fuerte por una vez. No tienes que ser duro cada momento del día, está bien bajar la guardia, de hecho hay momentos en que es lo mejor que podrías hacer, siempre que escojas tus momentos con sabiduría...

domingo, 15 de mayo de 2011

Cosas

Cuando tienes algo que te piensas que es una cosa insignificante, una pequeña cosa que influye poca cosa en tu vida.
Una cosa más. Cuando pierdes esa cosa, esa pequeña cosa que te pensabas que no era esencial, esa cosa que no supiste valorar, que no le dabas importancia...tu mundo se desmorona.
Ves que no era una pequeña cosa, sino que tu vida giraba en torno a ello, que era más importante de lo que te pudieras imaginar.
Que parte de tu felicidad y de tu estado de ánimo dependía de ello. Que son esas pequeñas cosas las que te hacen feliz, las que hacen que tu vida esté completa.
Y después de perderlas o sacarlas de tu vida, quieres recuperarlas y nunca encuentras la manera. Por distintos motivos, porque esas pequeñas cosas de las que te estoy hablando vienen de una persona o directamente esa pequeña cosa es esa persona a la que no valorabas y que ahora se a marchado y que no piensa volver.
Y lloras, recuerdas lo que lo querías, los momentos felices, todo lo que ha dado sin que te dieras cuenta.


Todos los besos y gestos de cariño y que ahora es como si hubieran existido, que él hace como si no le importaras, cuando sabes que todo lo que hace lo hace por orgullo, por haberlo dejado escapar.
Y te arrepientes, te sientes culpable por no haberte parado a pensar en lo que esa cosa que estaba a tu lado te estaba ofreciendo. Esas pequeñas cosas que vas a echar en falta todas las noches cuando no tengas a nadie que te abrace cuando tengas frio, cuando te despiertes y no veas que lleva horas mirándote como duermes. Echarás de menos esos mensajes que te alegraban el día, esas noches que se hacían más cortas gracias a sus llamadas...esos simples gestos que son normales pero que a ti te hacían sonreír.
En fin, que cuando hay una cosa que quieres con todas tus fuerzas pero que no te das cuenta de que lo tienes, se te va.
Al fin y al cabo, te das cuenta de lo que tienes cuando lo pierdes, te das cuenta de lo que era para ti, cuando ya no lo tienes.

sábado, 14 de mayo de 2011

Perdiendo, también se gana


Aprendí que los amores pueden terminar en una noche. Que nunca terminamos de conocer a una persona de verdad. Que el "nunca más" nunca se cumple y que el "para siempre" siempre termina. Que el que quiere, puede y lo consigue. Y como tú dices, el que arriesga no pierde, y que perdiendo también se gana.


viernes, 13 de mayo de 2011

Bonito sueño

Y de repente voy a buscar el móvil para llamar a una amiga. No lo encuentro ¡joder! ¿Dónde lo habré metido? Llamo a mi madre para saber si lo ha visto por algún lado... ¡Qué puta cabeza tengo!... ¡MAMÁ! ¿HAS VISTO MI MOVIL? Nadie contesta. ¿HOLA? ¿Hay alguien en casa? ¡¿HOLAAA?! ¡¡¡¡HOLAAAAAAA!!!! Mierda... no hay nadie en casa. Bueno, me voy a arreglar y antes de ir a casa de Julia me paso por el bar de al lado... Seguro que mi madre está ahí y tiene mi móvil.... Porque es verdad... me lo había quitado por llegar el otro día 2 horas más tarde de la cuenta... Pffff estoy histérica. Me visto, me plancho el pelo y me pongo los zapatos. Cojo mi bolso y cuando voy a salir por la puerta.... ¿¡QUE!? ¡¡¡ESTA CERRADAA!!! Esto no puede ser.... Busco en mi bolso mis llaves, pero me espero lo peor. No están… Lo suponía. Respiro hondo y me fijo en que aún tengo el teléfono fijo. Las llaves me las han debido de sacar. Dejo el bolso encima de la mesilla y voy a por el teléfono del comedor... Marco el nº de móvil de mi madre y empiezan los PI PI PI... PI PI PI... PI PI PI.... ¡MIERDA, MIERDA, MIERDA! ¡Pero qué es esto! Por qué hoy; por qué precisamente hoy tiene que pasarme lo peor a mí. Desesperada, llamo a mi padre pero no da señal… PI PI PI… PI PI PI… PI PI PI… Lo único que no he intentado es gritar por la ventana… Y parece ser que es la única opción que me queda. Ya solo me faltaba que estuviesen cerradas con llave. Cojo el manillar de la ventana y lo giro con suma cautela esperando que esté abierta… Se oye un clic y se abre la ventana. Uffff, menos mal. Veo gente lejos de mi urbanización… pero por lo menos no está desierto. Y entonces cojo aire para gritar y….


Me despierto. 

miércoles, 11 de mayo de 2011

Desconectar...

Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quién eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa ||, rebobinar <<, play >, y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro.
Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.


martes, 10 de mayo de 2011

Are you gonna dance?

Volvimos despacio, andando muy juntos, muertos de plenitud, de gozo, de felicidad desconocida e insufrible, muertos de amor...locos de amor. El corazón me llenaba todo el pecho, me hinchaba todo el cuerpo de sangre caliente, llenaba el mundo de alegría rabiosa. Temblando, con voz ronca, con una voz que no era la mía, que no se sabía de dónde había salido, le dije : `` Te quiero´´ , y él, sereno, sin dejar de mirarme a los ojos, se fue dejando atraer, y cuando tuvimos los labios muy cerca, me dijo: ``y yo a ti más´´. Y yo bebí el aliento de aquellas palabras, las bebí, las respiré, no las oí.

sábado, 7 de mayo de 2011

La vida

Mirad, la vida solo te la puedes tomar de dos formas... sola o con leche. No, no es broma; lo digo en serio. La vida es la droga más fuerte que he probado nunca, y hay gente que prefiere suavizarla con excusas, con explicaciones, ... con otra vuelta al tornillo de la normalidad. Yo prefiero tomarla a palo seco (o quizás solo se hacerlo así) y así, lo que me duele, me duele mucho y lo que me gusta, me gusta mucho. Asi soy capaz de sentir.
La vida es un orgasmo múltiple mientras te arrancan la piel de la espalda con uñas afiladas; la vida es la imagen de un niño del tercer mundo descalzo y desnudo con un fusil de asalto en las manos, la vida es una manita que te coge el dedo y te atrapa el alma. La vida es una sucesión de instantes a todo o nada; a la borrachera le sigue la resaca... Prefiero mil veces acabar consumida y correr por la sangre directa al sistema nervioso, a echarle leche y convertirme en la espuma (algún iluso la llama crema) que se quedará al fondo del vaso.

Sencillo

Se necesitan dos locos, media botella de vodka y una de ron. A veces me pregunto si tú estás loco también. Porque si lo estás, no sé a qué esperas. Y entonces será terrible. Yo empezaré a volar en menos de dos besos. A ti te doy cuatro miradas. No más. Y lloverá, ya verás.
Y después de abrazarte unas cuantas horas, si quieres nos olvidamos. Y nos dedicamos a vernos de lejos y a hablar por chat de vez en cuando, como hacemos ahora. O si no, quedamos y nos tomamos una cerveza y me cuentas un poco tu vida. O, que digo... puedes regalarme mimos en algún portal, o encontrarnos sin querer, ya sabes.
Pero de momento, no seas orgulloso, y juega un ratito a dejarte llevar. Porque más loco que tú, no hay ninguno. Y sabes que los hombres complicados, no se seducen con los placeres más sencillos. Y no lo niegues, tú en el fondo no eres tan complicado.



viernes, 6 de mayo de 2011

Imposible

Fue mi ilusión, y ahora mi error.
Y cuando todo está terminado, no hay nada que decir, te has ido, puedes seguir adelante...
Mi corazón está roto, todas mis cicatrices están abiertas.

Pelearse con el amor es difícil, pero enamorarse de la traición es peor.

jueves, 5 de mayo de 2011

Locura

La locura es algo que pocos remplazarían y que pocos tienen. 
Es algo que sacia tu sed durante tiempos de sequía, algo que hace que lo real parezca fantástico y lo fantástico real. 
La locura es sueños, historias, es alegría; la locura son sus labios, sus manos, sus besos.
La locura es aquello que sientes cuando algo no está bien hecho pero te gusta, algo para darle adrenalina y velocidad a las cosas más insignificantes del mundo. 
La locura perfecta es besarle de tal manera hasta quedarte y dejarle sin aliento.

Y sí; yo estoy loca de atar.




miércoles, 4 de mayo de 2011

Un veintinueve de abril de dos mil once

Me siento en el sofá. Tú te das la vuelta. Te miro. Me miras. Sonrío con esa cara de boba que me sale cuando me miran. Sonríes y te vas acercando… Me dices: hola. Soy tal o cual…La verdad es que de momento no me importa tu nombre. Y mientras esa voz increíble va entrando en mis oídos, mi mente viaja rápidamente y siento un escalofrío en mi espalda. No se… quizás esa noche se despertó aquel instinto salvaje que todo el mundo tiene, y que algunos, sacan muy de vez en cuando aunque yo lo saque relativamente poco. Y ahora te sientas en el suelo cerca de mis piernas. Esta vez me río, y me vuelvo a reír… Y cuando lo hago me doy cuenta de que te vas acercando lentamente a mi cuerpo. Pasan los minutos y cuanto más tiempo estás conmigo… más rápido pasa el tiempo. Me bebo rápidamente lo que me queda del vaso y cuando me reincorporo me doy cuenta de que estas a 10 centímetros de mi boca. Y sigues hablándome. Y te acercas hasta el punto de estar hablándome en susurros cerca del oído… Ya no te estoy escuchando. Giras la cabeza en dirección a mi garganta y en un ataque de ansiedad te lanzas a mi cintura y me besas descontroladamente. Vamos hacia la pared… Y vamos moviéndonos hasta llegar a las escaleras. Las subimos a trompicones y nos caemos al suelo pero da igual… Nosotros seguimos. Y nos reimos a carcajadas.  Y seguimos. Hasta que aparecemos en la azotea al cabo de unos minutos. Me vas quitando la ropa y yo voy haciendo lo mismo. Me muerdes. Aprieto mi cuerpo contra el tuyo. Me tocas. Te miro. Me miras. Sonries. Y yo sonrío con esa cara de boba que me sale  cuando me miran.

domingo, 1 de mayo de 2011

Lo que podemos hacer

No es momento de tomar decisiones rápidas...es momento de cometer errores, de subirse al tren equivocado y extraviarse… De enamorarse… A menudo...
De cambiar de idea y volver a cambiar... Porque no hay nada permanente.