Llamadme monstruo con corazón de pierda, pero mejor morir con la conciencia sucia que de hipotermia y golpe de rayo.

Seguidores

jueves, 11 de febrero de 2016

Chulo

Hoy, al salir de mi casa, a las 8 a.m. me he acordado.
Me he acordado de las injusticias. De las putas incoherencias mentales.
Luego, al subirme al autobús, he pensado en ti. En lo poco que te conozco, y lo mucho que me gustas. En esa noche a las 7 de la mañana saliendo del bar en la que nos emborrachamos tanto a cervezas, que yo acabé cayéndome en un arbusto enorme, que luego tú me fuiste a coger y te quedaste conmigo atrapado.
Que al levantarnos me imitas y de lo afectado que vas, acabas tropezándote de verdad y los dos acabamos en el suelo besándonos como dos adolescentes.
No había tiempo, no había lugar. Era verte por los suelos desencajado de la risa y se me hacía la boca agua. 
Todo era una maravilla. Encontré el mejor sexo que había probado hasta ahora. 

Y luego te marchaste. A pesar de lo que te "encantaba" y a pesar de que la cara de idiota que se te ponía cuando me mirabas no era ni medio normal.

Los amores de verano, los amores de los pueblos, y los amores de película... Parece que no. Pero sí amigos. SÍ. 
Que aunque a uno le traten como el culo, las personas nos pensamos que no vamos a encontrar nada mejor y volvemos a lo que tenemos por miedo a no encontrar nada mejor.
Pero tú conmigo lo tenías. Tenías algo mejor. Si no sabes apreciarlo, no voy a ser yo la que te abra los ojos.
Adiós, chulo.



1 comentario:

  1. Es lo que le pasa a la gente chula, que acaban echándose de más. ;)

    ¡UN SALUDO! :)
    http://undiariopersonalmas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar